Blogia
Distinto

Mares que eligen

Mares que eligen

Te sabes descubierta, eso dices,
la memoria te ha jugado olvidos
de quién supones juntar la leña
de los árboles tumbados u ofrecidos.

Leñador, hacha desgastada en mil tajos es su vida
debieras saber que nunca tienen pausa
su brújula su quimera o su balanza.
Si la luna fue objetivo a primer vuelo
a segundo el impulso al sol lo lleva.

Hoy mismo ha sido el día donde hartara
desayunos de brillos y centellas
tras la porfía de nieblas y lloviznas
abrazó al naciente en viaje sin boletos.

Luego giró, y no se dio la vuelta
cerró los ojos y el lila de la aureola
fue un verde metido en sus pupilas
y así supo de esperanzas nuevas.

Claro, él camina a contramano
por sendas que niegan los regresos
y al igual que vos mueren los sueños
que prometieron ser y ahora se alejan.

Por eso va sin prisa
por eso ya no teme la maldición del tiempo o del espacio,
nadie sabe que pasa en cada posta
que ilusionamos complementos que se tardan.

Si no eres capaz de abrir las jaulas
o mejor aún tenerlas sin sus puertas
entonces el jilguero marcha al bosque
temeroso de mudez para su orquesta.

Pretendes que renueve el dibujo
más es exactamente el que una noche
vio a través de la magia de un espejo.

Así, si de esta forma es doloroso
y no aceptas la sorpresa,-aún la ingrata-
de qué habrá valido tanto esmero
tanta grito o tanto amor y el descubierto?.

Si buscas un mar para tenerlo
en tapones de botellas

has de saber que existen tantos mares
que a pesar de pretenderlos
son ellos los que eligen sus Ulises,
Afroditas, resacas, barcos, sueños.

Ergasto

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Distinto -

Lo malo es que todavía no se ha encontrado ni una definición, ni a nadie capaz de definir esa palabra. Esta siempre en boca de todo el mundo, pero nadie ha sido, ni lo es, libre y por ello se nombra tantas veces.

Un saludo.

Sakkarah -

Me gusta muchísimo la poesía.

Es cierto lo que dice, todo debe desarrollarse en libertad...

Un beso.

Distinto -

Cuándo por primera vez te subes a un tren, podrás saber cual es la estación de la que partes, pero no sabrás ni dónde ni cuándo va a parar. Ese tren lo maneja alguien, y ese, es el único que lo sabe, porque por ahi ya pasó una y otra vez, Vino y fue, fue y vino, pero los que van dentro, no lo sabrán hasta que no lleguen menos aún, con quien se encontrarán en su viaje y en que lugar, ni si se bajarán antes o después. Imaginar que van ir hasta el mismo sitio es adelantarse, y el que se adelanta retrocede.

Las cosas van, o no van, pero van por si mismas.

Un saludo Margot

Margot -

Ergasto tiene razón, en algunas de sus afirmaciones pero..., particularmente, me quedo con la última, es una buena reflexión. En la mayoría de los casos, pensamos, nos autoconvencemos de que somos nosotros quienes escogemos la forma en la que pensamos, sentimos, o, vivimos; cuando son las circunstancias, y otros muchos factores quienes nos eligen... y, nosotros, pobres ignorantes, seguimos con nuestra soberbia, como siempre..., imaginando, pensando, engañándonos. Tal vez, en eso consista el secreto de la felicidad.

Un saludo, Distinto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres