Blogia
Distinto

Sabina

Sabina

 

Fue por los cerros de Úbeda en donde nació Joaquín Sabina, en el invierno de 1949, en plena posguerra española, en esa España aún tercermundista y carcomida por el hambre, el estraperlo y la mediocridad del fascismo en su versión más barata, el franquismo. Úbeda era y es una ciudad/pueblo ubicada en Jaén, una provincia de la Andalucía y sin mar. No nació Joaquín Sabina, sin embargo, entre  aceituneros heroicos y altivos,  inmortalizados por Miguel Hernández en el poema que musicalizara Paco Ibáñez, sino que su padre fue nada menos que un policía de la policía secreta, y su madre, una señora ama de casa.

 

El devenir del destino o del azar haría que el hijo de aquel gris funcionario de trabajo tan desprestigiado se transformara en una superestrella del rock español , del pop en castellano, y un gurú de la progresía de España y de Latinoamérica. Un salto social y cultural que la peculiar segunda mitad del siglo veinte español pudo permitir a más de uno, En realidad, a miles. Ha circulado la anécdota de que, en plena agonía del franquismo, Joaquín era uno de los muchos jóvenes que dirigían o ponían cocktails molotov. Lo que tuvo de singular su situación fue el modo en que lo llevaron detenido: su propio padre fue a despertarlo a la cama matinal a decirle que debía llevarlo consigo.

 

Ese policía, Jerónimo Martínez, además de fisgonear la vida de los estudiantes de izquierda como el que tenía en su casa, poseía otro hobby: la poesía. Leía y daba a leer a su hijo a Fray Luis de León, a Jorge Manrique. Y también escribía versos: Sabina recuerda que el policía secreta tenía mil tomos encuadernados con cientos de poesías o cualquier cosa. Cuando el ya casi treintañero Joaquín realizó el servicio militar en 1978, en  Palma de Mallorca -a su regreso de su semiexilio en Londres, recibía las cartas de su padre con los datos personales en forma de versos rimados sobre el sobre. Y, por cierto, pasaba gran bochorno por ellos porque su superior, al repartir el correo, lo hacía leyendo el destinatario  en voz alta.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Distinto -

En los años que lleva, disco que ha sacado, disco que ha vendido, esto lo consiguen pocos. Todas sus canciones tienen contenido y buena letra, y si a eso le añadimos la música ya lo tiene si no todo, casi.

Un abrazo.

Sakkarah -

A mi me encanta Sabina...No creo que haya una canción de él que no me guste.

Un beso.

Distinto -

En la revista interviu lleva colocados cantidad de poemas cojonudos, y como hay expresiones vulgares, y dibujos de determinadas personas del famoseo, otras le deben haber censurado, y ya dijo él que esa era la única revista por lo visto que jamás le han censurado ni le han dicho este pedo no se puede soltar ni este coño no se puede decir.


Saludos

jnj -

Buena entrada.

Estoy deseando leer "Esta boca sigue siendo mía", la nueva entrega de los poemas que Sabina ha ido publicando en la revista "Interviú".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres