Blogia
Distinto

Amores de leyenda

Amores de leyenda

Patroclo, en este escrIto  es el gran amigo de Aquiles, desde la infancia. Se educan juntos y viven todas sus aventuras en común.  La amistad es un elemento  importante en este mito.


Para los antiguos griegos, la amistad entre hombres era una virtud, encarada como un verdadero ideal. Tal admiración por la amistad masculina es explicada por la posición social inferior de la mujer.  Durante todo el día, griegos y troyanos lucharon encarnizadamente por el cadáver de Patroclo.

Cuando Aquiles conoce la noticia, rompe en terribles sollozos, coge puñados de tierra y los arroja sobre su cabeza, se tiende en el suelo y se arranca los cabellos. Uno de sus hombres le sujeta las manos, temeroso de que se degüelle con la espada.  Su madre, la diosa Tetis, se le aparece y le consuela, pero Aquiles responde que ya no quiere vivir ni inquietarse por nada humano, mientras no rinda el alma Héctor, herido por su lanza, en venganza de Patroclo.

Por fin pudieron los griegos poner a Patroclo al abrigo de los dardos, acostándole en un lecho. Y dice Homero que sus compañeros lloraban a su alrededor en compañía de Aquiles, el de los pies ligeros, que derramaba lágrimas ardientes al mirar tendido en el féretro al mejor de sus amigos. Velaron a Patroclo toda la noche, y Aquiles, que presidía el duelo, pronunció estas palabras:

¡ Patroclo! Ya que yo he de bajar después que tú a la tumba, no quiero enterrarte sin haberte traído las armas y la cabeza de Héctor. Ante tu pira funeraria sacrificaré doce ilustres hijos de troyanos para vengar tu muerte. Hasta ese momento descansarás en mis naves. Así habló Aquiles, y ordenó a los suyos que pusiesen un gran trípode al fuego y calentasen agua. Lavaron después el cuerpo de Patroclo, lo ungieron con aceite,  colocaron el cadáver sobre el lecho y lo cubrieron de pies a cabeza con un sudario de lino ligero.

Aquiles, enfurecido por la muerte de su amigo, obtuvo de su madre una nueva armadura forjada en la fragua de Vulcano, y salió al campo de combate, donde mató a Héctor, arrastrando su cuerpo atado a su carro en torno a los muros de Troya, sin permitir que tuviera los ritos funerales. 

Sólo cuando Príamo, el padre de Héctor y rey de Troya, vino en secreto a entrevistarse con Aquiles, éste le devolvió el cuerpo del héroe, en uno de los pasajes más emotivos de la Ilíada. En su ultima batalla Aquiles, combatió junto a Memnón, rey de Etiopía. 

Muerto el rey, Aquiles dirigió a las fuerzas griegas hacia la murallas de Troya.  Paris sale a combatir a Aquiles para vengar la muerte de su hermano Héctor, y dispara una flecha que dirigida por el dios Apolo hiere a Aquiles en el talón izquierdo y le mata. 

Tetis, madre de Aquiles, es una nereida y consigue para su hijo la inmortalidad en el Olimpo. Aquiles ha llegado a ser en todas las lenguas la personalidad del valor

 Autor desconocido 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

aliza -

Oye pero en la pelicula
de troya dice que Patroclo es primo de Aquiles

Sakkarah -

No es mala idea...Me ha gustado.

Un beso.

Distinto -

Es cierto, pero he llegado a la conclusión de que creo nada se encuentra, (quien busca no encuentra), si no que las cosas van apareciendo, y aparecen por si solas en el momento que menos se espera.

un saludo

Sakkarah -

Todos tenemos nuestro talón, nuestro punto débil, y no siempre sabemos encontrar el del otro.

Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres